Fueron meses difíciles para La tota Santillan. Su drama comenzó cuando le impidieron ver a sus hijas, Mía y Camila. Por esta situación responsabilizó a su exsuegro, a quién acusó de inventar que ejercía violencia de género sobre Sol, la madre de las niñas.

Como si fuera poco, lo detuvieron por intentar llevarse mercadería de un bazar de la avenida Maipú, en Vicente López. Minutos antes del hecho ya había tenido problemas en un tren, donde le robó la gorra a un pasajero.

Ahora se sumó un nuevo escándalo. La Justicia le impidió que se acerque a Fernanada Vives, su exnovia. La vedette recibió varias amenazas de teléfonos que pertenecen a La Tota y fue a la comisaría para hacer la denuncia.

En diálogo con Pamela a la tarde, la rubia no quiso entrar en detalles pero disparó: “Yo no decidí nada. Fue la Justicia. Hice una declaración y, a raíz de eso, el juez decidió poner una perimetral”.

Recordemos que Fernanda y Daniel se separaron en 2008. Actualmente, ella está en pareja con el exfutbolista Sebastián Cobelli, con quien tiene dos hijos.

Dejá tu comentario

Artículos Relacionados